Ciudad de Huarochiri, Peru  

"Huarochirí en Texas, USA"

 
Click para navegar ==> | Página Principal | Quiénes somos | Arhtusa en Marcha | Huarochirí | Atracciones Turísticas | Publicaciones | Personajes | Galería |
Actualizado: Julio 2014
  
 
Iglesia Santa Maria de Huarochiri
Iglesia Santa Maria Jesus de Huarochirí

La construcción de la iglesia y la plazuela comienza durante la época colonial luego de su fundación. Se Cree la iglesia fue construida en un lugar sagrado prehispánica, y la plazuela actual se designa el cementerio, como era de costumbre en las ciudades fundadas por los españoles.
Las órdenes religiosas llegaron a Huarochiri con misiones de la cristianización a la gente de esta región, pero la escasez de misioneros fue grande en los primeros años, y por ello la instrucción de los catecúmenos resultó deficiente en muchos casos, administrándose el bautismo sin adecuada preparación.

Vista de Huarochirí


Vista de Huarochirí desde el lugar Suni

Vista del Nevado Pariakaka


Vista del Nevado Pariakaka desde la montaña de "Chancuya"

De acuerdo con los antepasados, sus dioses se hacen montañas. Al reflejar el Sol, las nubes empiezan a revelar un misterio que aun todavía hoy sigue vivo en una de las obras maestras y más majestuosas creadas por la naturaleza. Este lugar existe y se llama Pariakaka, es un pico nevado. Usted puede verlo, sentirlo al oeste de Huarochirí en las montañas de los Andes.

La revolucióon social


Francisco Inka

Una chica Huarochirana


Una chica huarochirana con su vestimenta Andina.

En Huarochirí no hubo cruce con la raza española, porque creían que las mujeres eran hijas de brujos, pero en realidad sus padres fueron Sacerdotes Andinos que rendían culto al Dios Pariakaka.

  Reseña Histórica de Huarochirí

Huarochirí es una ciudad con el mismo nombre del distrito y provincia reconocido como Rinconcito del Perú. Fue fundado con el nombre de Santa María Jesús de Huarochirí por una pequeña expedición de españoles encabezado por Fernando de Soto. De acuerdo con una nueva fuente de investigación, se cree que la fundación tuvo lugar entre los años de 1536, o 1537, antes del retorno de Fernando de Soto a España. Los primeros pobladores fueron provenientes del área del altiplano en la que durante la sociedad imperial los habitantes conquistados que no se adaptaban al régimen incaico eran desalojados a la región de Yauyos donde se desarrolló el dialecto del Cauque que proviene de una combinación del aimara y del quechua.

Los Ayllus de Huarochirí fue parte de una administración imperial incaico. Huarochirí era parte de los Hanan Yauyos que fue conquistada por Pachacútec para el Imperio Incaico. Una leyenda sustenta que cuando el conquistador cuzqueño llegó a la zona sintió tanto frío que solicitó algunas ropas. De allí el nombre Huarochirí proviene de dos voces: HUARO significa falda o ropa, y CHIRI significa frío. Por ser parte del imperio incaico, de manera simbólica se iza la bandera del Tawantinsuyo durante los eventos sociales, culturales y políticos como un símbolo sagrado del pasado.

En aquella época, el área de Huarochirí era poblado por cuatro ayllus llamados: Huarochirí originario de Chuycoto, con su cacique llamado Chaupimaria/Toycoña; Suni originario de Quillco, con su cacique Cajahuaman/Cusama; Llambilla originario de Cushpampa, con su cacique Warirumo/Chocona; y Lupo originario de Hualashcoto, con su cacique Achysicha/Huasau.  Esta nueva organización se llevó a cabo durante la administración del Virrey Toledo, donde se redujo a 39 caseríos de los 2000 ayllus.

Durante la época colonial, los españoles también dominaron la región de Huarochirí dando origen a una nueva etapa con capítulos únicos de su historia que permite ver como los nativos huarochiranos organizados en ayllus experimentan una vida de aflicciones. Los españoles introducen el ritual Católico y la lengua española, un conflicto con el culto a las Huacas y la lengua quechua o el dialecto cauque. Durante esta época se construyó la iglesia de Santa Maria Jesús de Huarochirí con la mano de obra principal de los trabajadores de los cuatro ayllus. De acuerdo al modo o forma de trabajar, los españoles les dieron un sobrenombre a cada ayllu. A Quillco hoy Suni, Perros; a Cushpampa hoy Llambilla, Gusanos; a Hualashcoto hoy Lupo, Llamas; y a Chuycoto hoy Huarochirí, Puercos. En el transcurso del Virreinato, los Jesuitas habían establecido un importante centro prehispánico de culto que fue escenario de la más intensa campaña de extirpación de idolatría, llevada a cabo por el padre Francisco de Ávila. Desde Cuzco, Blas "el mestizo" por pensamientos de Ignacio Loyola hace sus críticas abiertas frente a los abusos cometidos por el régimen colonial hispano, donde resultan los Jesuitas bajo presión política, siendo amenazados de su expulsión del Virreinato Peruano. Como sabemos, la opresión, la esclavitud no puede durar siempre. Un pueblo, por más débil e impotente que se sienta termina por declararse en rebeldía.

Durante el proceso de la independencia del Perú, los nativos huarochiranos respondieron a ese llamado por la libertad y lucharon contra aquella cultura opresora. Varios huarochiranos participaron en movimientos revelándose contra corregidores españoles. En 1750, Francisco Inka se revela en el pueblo de Lahuaytambo por las causas sociales, económicas y políticas dando un asalto y toma de Huarochirí con la captura del Corregidor Villa de Moros dándole la máxima pena de muerte. Con la esperanza de ser libres, el resultado fue que Francisco Inka pagó con su propia vida patriótica, dando luz y fortaleza para traducirse en unos de los gritos de independencia del Perú. Después de la ejecución del Inca Tupac Amaru en 1781, se cree que su hermano Felipe Amaru se escondió en Huarochirí. En 1783, cuando en Lima había sucedido la ejecución de Don Felipe Amaru, el cacique jefe del clan de los indios de Huarochirí. En Lima los huarochiranos también formaron parte de grupos nacionalistas pequeños apoyando el ingreso de San Martín a la ciudad virreinal, haciendo posible la huida del Virrey hacia la sierra el 21 de Julio de 1821. Luego de la creación política del departamento de Lima con 5 provincias, la ciudad de Huarochirí queda como capital de la provincia del mismo nombre con 11 distritos en el 4 de Agosto de 1821. Años después, el 13 de Agosto de 1834, Matucana es designado como capital provincial.

En la guerra del Pacifico, después que las tropas chilenas llegan a Huarochirí, donde también hubo abusos contra las mujeres y saqueos del patrimonio religioso. Para prevenir los saqueos de artefactos de la Iglesia, los hombres y mujeres escondieron el Santo Sepulcro junto con sus andas, tallada de madera, en una quebrada llamada "La Toca". Esto explicaba el estado de las andas un poco descalibrado cuando se usaba una vez al año para salir en procesión en el día de "Viernes Santo". Por el cual los huarochiranos apoyaron al General Andrés A. Cáceres en la campaña de adquirir recursos en la sierra central para enfrentar a esas tropas invasoras. Esos esfuerzos heroicos ocupan un lugar de honor en el altar de la patria como "Los Héroes de la Breña". En gratitud a esos sacrificios y para dar honra a aquellos héroes, un grupo de huarochiranios organizaron y formaron el "Club Héroes de la Breña", el 19 de Marzo de 1911, convirtiéndose en el club más antiguo en la provincia.

A los 32 distritos hermanos nos unen e identifican como provincia de Huarochirí. Somos descendientes Inca quienes dieron origen a nuestra cultura y civilizaciones. Fuimos colonizados por españoles, y algo importante, tuvimos en cierto momento, genios, héroes y precursores que lucharon por la libertad, la misma que fue sellada en las “Pampas de Ayacucho”.  En consecuencia, tenemos una identidad huarochirana, que la gente ama la libertad y la democracia.

Huarochirí es la cuna natal del hombre, del científico y del sabio Julio C. Tello, porque en el se enaltece la figura del gran arqueólogo e historiador que transforma su fama mundial dando renombre a la provincia y al Perú entero. Sinembargo, con el paso del tiempo ha quedado demostrado que Huarochirí resulta particularmente interesante, con los cambios logró una singular armonía desde la tierra de " Sacerdote o Magos" a la tierra natal de Tello, y como llega desarrollar entre el arte de la música y de los maestros profesionales.

Por Pedro Pablo Inga Huaringa